“El número de mujeres trabajando en el sector jamonero es mucho más alto que hace 30 años”

Entrevistamos a Cristina Pascual, Gerente en Jamones y Embutidos Mariano Pascual.

CMJ: ¿Qué importancia y peso cree que tiene el jamón en la alimentación española?

Cristina Pascual (C.M.P.): La producción de paleta y jamón curado supone aproximadamente un 21% del total de la producción española de elaborados cárnicos, esto ya permite vislumbrar la importancia del producto, pero es que, además del valor económico, supone un destacado componente en la dieta, así como un elemento indispensable de nuestra cultura.

A nivel nutricional es uno de los alimentos más interesantes, forma parte de la dieta mediterránea y supone una aportación de proteínas y grasas muy equilibrada. Como parte de nuestra cultura, nos habla de saber hacer y formas de vidas, tanto pasadas como presentes.

CMJ: ¿Cuándo y cómo se inicia en el mundo del jamón? ¿Cuál ha sido su experiencia en este sector?

C.P.: Yo nací en una familia de jamoneros, mis abuelos, tanto paternos como maternos, lo eran, y además prácticamente todos mis tíos se dedicaban a este mundo. Lo que me llevó un tiempo, fue saber que había otras profesiones. De todas maneras, tras licenciarme, decidí seguir en la empresa familiar.

Puede que me precipitara un poco, porque nunca he trabajado en otra cosa, pero lo cierto es que me ha aportado, lo primero, un medio de vida, lo segundo, una realización profesional y por último, un entorno donde he conocido a mucha gente de una gran valía, tanto personal como profesional.

CMJ: ¿Cuáles son los retos más difíciles a los que se ha enfrentado en su trayectoria profesional?

C.P.: Retos hay todos los días. Los más difíciles, mi  gran reto fue asumir que lo que aquí pasase iba a ser responsabilidad mía. Después, viene el responder a recesiones, crisis, pestes y pandemias (parar la economía y en año y poco volverla a activar, que no sé que será peor), a la vez que actualizas instalaciones, adoptas nuevas tecnologías y aplicas normativas de toda índole que aparecen por las esquinas, y de paso intentas que esto sea rentable; pues eso, lo de todos los días.

CMJ: Este mes se ha celebrado el Día de la Mujer Rural. Desde su punto de vista, ¿cómo es actualmente la figura de la mujer en el sector jamonero? ¿Cree que ha habido avances en comparación con años atrás?

C.P.: Nunca me he parado a pensarlo, pero supongo que básicamente, como la del hombre. Hay mujeres que, como yo, han llegado al sector por ser la empresa de la familia, y otras que le han elegido para vivir su profesión porque les gusta. Tanto unas como otras hacen lo que tienen que hacer, esto es su trabajo y no creo que exista una imagen como colectivo (tampoco podría definir la figura del hombre en el sector).

Con lo de si ha habido avances, si es al número de mujeres en puestos directivos supongo que seguirá habiendo más hombres, pero el número de mujeres es, efectivamente, mucho más alto que hace 30 años.

CMJ: ¿Cree que la mujer rural en España está bien considerada y valorada?

C.P.: Es el  medio rural lo que no está valorado, por lo menos no se aprecia como lugar idóneo para vivir. De todas las plazas de la administración que son para desarrollar en los pueblos, no creo que haya ni un 20% que estén ocupadas por gente que viva donde trabaja. La mayoría de estas plazas las ocupan mujeres (médicos, ATS, profesoras, personal de ayuntamientos, etc.), pero no les atrae vivir en el pueblo. No creo que sea problema de valoración femenina.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies